La Barra de Abogados Toma la Defensa de 14 Víctimas del Colegio Rébsamen.

La Barra Mexicana de Abogados tomó la defensa —en forma gratuita— de un grupo de víctimas del caso del Colegio Rébsamen, quienes buscan justicia por posibles delitos en el colapso del edificio.

La Fundación de la asociación gremial anunció que asesorará pro bono a los familiares de 12 menores y de dos adultos que murieron en el derrumbe de la escuela privada durante el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México, como parte de la definición de la estrategia legal a seguir en la denuncia penal interpuesta tras los hechos.

El presidente de la barra, José Mario de la Garza, indicó que ocho especialistas ya estudian las diversas vías legales a su alcance como representantes de los afectados, como son el derecho penal, el civil, el administrativo y el laboral, para conseguir que se aclare lo ocurrido en el derrumbe del colegio y se deslinden las responsabilidades correspondientes en caso de que se encuentre alguna irregularidad.

“El grupo de expertos está trabajando para presentarles a los padres de familia un esquema de qué otras acciones legales podemos intentar, cuáles serían los tiempos y cuáles serían los resultados de cada una de ellas”, dijo este miércoles en conferencia de prensa.

Los profesionales que integrarán este equipo son Claudia de Buen Unna, Héctor Cervantes Nieto, Julio Gutiérrez Morales, José Luis Nassar Daw, Raúl Pérez Johnston, Víctor Olea Peláez, Francisco Riquelme Gallardo y Rodrigo Zamora Etcharren. Entre los trabajos que realizan están la revisión de peritajes que permitan determinar probables acciones indebidas en la edificación del inmueble.

De la Garza abundó que no solo analizarán lo relativo a la dueña y directora del colegio, Mónica García Villegas, sino también de autoridades, como es el caso de la delegación Tlalpan, que otorgó algunos de los permisos en las instalaciones.

Los litigantes manifestaron que no han tenido contacto con la directora, que es defendida por Javier Coello Trejo, un abogado con larga trayectoria y famoso por defender a personalidades de alto perfil como el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, o los empresarios Jorge Vergara y María Asunción Aramburuzabala, entre otros.

Rogelio Rul, uno de los padres de las víctimas, destacó que estas acciones buscan evitar que vuelva a ocurrir una tragedia como la del colegio, donde 19 niños y siete adultos murieron por la caída de una parte del plantel, donde los peritajes de la Procuraduría General de Justicia de la capital encontraron que tenía más peso que el que podría soportar la estructura.

Ana Velázquez, madre de otra de las víctimas, enfatizó que como frente de afectados impulsarán que se cumplan las disposiciones de seguridad en edificios clave como las escuelas, y que cuenten con “requerimientos de construcción mucho más rigurosos que cualquier otro edificio en la ciudad”, así como en reforzar una cultura efectiva de protección civil.

“Queremos hacer un llamado a la sociedad y a todas las autoridades correspondientes a que realmente se tomen las acciones necesarias para que los colegios sean un lugar seguro”, afirmó.

La barra analiza tomar otros casos en los que empresas constructoras puedan enfrentar responsabilidades o, incluso, la defensa de las familias de los jóvenes fallecidos en el Tecnológico de Monterrey.